Tuercas

Tuercas

viernes, 6 de noviembre de 2015

EQUIPAZO!



“Cuando las cosas van bien, siempre aparecen montones de “amigos”, pero es en los momentos malos cuando aparecen los de verdad”. Esta frase la he tenido muy presente a lo largo de mi vida, principalmente en momentos importantes de mi etapa futbolera (llegue a debutar en segunda y también estuve en el ostracismo de la lesión, sin equipo). Por eso, estoy tremendamente abrumado por la cantidad de mensajes de apoyo que he recibido durante el último mes. Me considero un afortunado de tener tanta gente detrás, que con un simple mensaje ha aportado su granito de arena, su empujón diario, para que yo me sienta cada vez mejor.


Mañana se cumpliran 4 semanas desde que rompí la clavícula, pero allí dejé cosas más importantes. En el asfalto de Queen K quedaron meses de duro entrenamiento e ilusión, una gran inversión económica y lo peor, un gran estado de forma. Volver la vista atrás no sirve de nada, sólo son malos recuerdos. El pasado jueves me quitaron el cabestrillo y puedo empezar a mover algo el brazo. Así que contento de ver una pequeña mejoría y de poder limpiarme el sobaco sin ver las estrellas.

Después de la tempestad, llega la calma.


Pero volvamos a los agradecimientos, en este post el protagonista no soy yo. Porque la clavícula se va a curar, yo volveré a entrenar, volveré a competir y todo esto será un mal sueño, una pesadilla. Pero en esta pesadilla he tenido momentos muy satisfactorios. Saber que aunque sea un deporte individual, a mi alrededor tengo un pedazo de EQUIPO. Ser consciente de que  tengo una pareja que tiene el cielo ganado, un hermano-entrenador (Siempre serás el mejor) que a pesar de tener sus propios problemas ha estado pendiente y una familia, amigos (fisio) y compañeros de curro que ya los quisiera cualquier persona. Y además de esto, que ya sería suficiente, un montón de conocidos que, sin ser amigos, han estado muy pendientes de mi evolución vía rrss o whaatsupp. A todos, ¡MUCHAS GRACIAS!

martes, 26 de mayo de 2015

SI NO TE GUSTA, NO LO HAGAS


 
Todos tenemos ese bar al que no queremos volver. Quizá sea yo el raro y no sea tan común. Hemos ido a bares en los que el trato no nos ha gustado y al salir y poner el pie en la calle, la primera frase que ha salido por nuestra boca ha sido “yo aquí no vuelvo”. No sé si es por la gran cantidad de bares pero normalmente cumplimos la promesa. No cuesta nada, no volver a un sitio donde no has estado cómodo.

En mi segundo año practicando triatlón (primero entrenando en serio) y dentro de la progresión gradual de la distancia marcada por mi hermano, puse como objetivo acudir al Cto. De España. A mediados de febrero me compré el mítico chip amarillo, que ponía claramente en las bases de la FETRI que sería entregado en el primer clasificatorio al que acudiera. Viajé a Gandía acompañado por mi pareja (natural de Castellón) y en la recogida de dorsal me comunican que el cronometraje lo lleva otra empresa. Yo, habiendo comprado un articulo, pregunto si hay alguien de la federación para preguntar por el chip y me contestan que no y, entre ellos, me insultan en valenciano (por eso puse de donde era mi pareja).

Aprovechando que mi hermano reside en LPA decido apuntarme al clasificatorio de allí. Una vez en Las Palmas acudo a recoger mi dorsal y de paso, buscar mi chip. Estamos a finales de Abril y el chip lo pagué a primeros de Febrero (vamos, ni Aliexpress tarda tanto). Me comunican que el cronometraje lo llevaría otra empresa y que para el alquiler debo de poner una fianza de 20€. Hago la prueba, ya estaba clasificado de Gandía, pero ya casi tengo decidido que al Cto. De España iba a ir Rita la Cantaora. No voy a poner sólo lo malo, puesto que solicité la devolución del dinero y ejecutaron la operación muy eficientemente.

No acaba aquí la cosa. En aquella época yo tenía facebook, y en un hilo-queja sobre la FETRI intervengo para decir que yo he comprado un artículo en febrero y que lo voy a utilizar en Septiembre, pues era cuando estaba planeado disputar el nacional, y que era una vergüenza! Pues tuve una ardua discusión (que raro en una rrss) con un señor que quería decir siempre la última palabra y que últimamente he leído rajando de alguna prueba FETRI. Fue entonces cuando decidí no volver a hacer nada que tuviera que ver con la FETRI. Para que voy a discutir si no me gusta, para que voy a hacer algo con lo que no estoy de acuerdo… Pues directamente no lo hago y no me llevo un mal rato.

Tampoco me llenaba el drafting permitido


Decidí ser tajante, después de aquel tema del aumento de sueldo del presidente y demás polémicas… Me fui de mi club y pase a ser NO FEDERADO. En el club estaba bien, pero estar en el club me obligaba a federarme y ya había decidido que en aquel bar no quería volver a entrar.

Cuento esto porque últimamente leo montones de quejas, de hecho yo también he venido de mi última prueba casi como salí de mi última prueba FETRI. Muy decepcionado. En España hay montones de pruebas muy bien organizadas! Infinidad de pruebas donde elegir! ¿Que queréis ir a los Cto. De España porque es donde está el nivel?, lo entiendo, pero no os quejéis porque lo estáis eligiendo vosotros y la gran mayoría, lleváis mucho tiempo en esto.

Hace dos meses tuve una lesión y me quedaban 9 semanas para la prueba que había estado preparando. Traté de ver cómo evolucionaba la rotura y mientras, compaginaba bici y natación… El caso es que el 1 de Abril se acababa el plazo para que te devuelvan parte del dinero o te cambien a otra prueba de la franquicia! Así que tuve que jugármela! Y acudir con dos semanas de carrera a pie, confiando en la base de todo el invierno y el entreno cruzado (confiando en mi hermano, porque yo estaba cagado). Cabreado, le dije a mi hermano: “Esto está mal montado”. Y me contesto: “Si suben cuotas, ofrecen menos y se les llenan las pruebas; A ti te puede gustar menos, pero como negocio está muy bien montado”. Touché, a callar la boca.

Al final con todo lo gastado, me presento allí (no voy a hablar de crónicas y demás…) Siempre digo las mismas bobadas cuando me preguntan: ¿y no había una más lejos?. Yo vengo del futbol y en ese deporte siendo un tercerola juegas en campos de arena (ahora ya no) o en terrenos en muy mal estado, estadios pequeños… Siendo triatleta, puedes jugar en “Wembley”, “Bernabéu”, “Camp Nou”, siendo un autentico paquete como es mi caso. Pues eso, que si fui a Texas es porque pensé: “Joder, Cto. Americano, en EEUU que lo montan todo a lo grande, con un buen nivel de triatletas” Pues MOJON para la organización. El nivel buenísimo, pero la organización paupérrima.

Para empezar unos boxes ínfimos para 4000 personas! La bici apenas me entraba. La zona de transición en una zona verde, con una previsión meteorológica para la semana de inundaciones (barrizal). Norma absurda de no poder tapar la bici (lloviendo como llovió toda la semana). Circuito de bici con un asfalto en unas condiciones penosillas y en tramos, abierto al tráfico (Si eso pasa aqui, arde Twitter). Los avituallamientos con botellas de plástico en lugar de botes, eso unido al lamentable estado del firme supone pérdida de botellas (en mi caso 5). ¡Vamos, lo que viene a ser un Cto. de EEUU! El voluntariado fue, sin duda, ¡lo mejor de largo! La carretera al menos estaba medianamente bien señalizada. Salvo el enorme agujero en mitad de una mainway que yo me comí, ¡este no estaba avisado! Único en los 30km de mejor asfalto, quizá por eso me relajé y me puse a beber cuando no debía (mala suerte y culpa mía).




En fin, que gastarme 650$ en una inscripción para semejante cutrada (olvidando viaje y hospedaje)… pues no me compensa! O al menos eso pienso ahora, que igual cometo otra locura! Hawaii lo tengo pagado ya, pero creo que después voy a hacer un poco como con las pruebas FETRI… No me gustan, no las hago! Creo que por 200€ menos tengo pruebas muchísimo mejor organizadas y yo hago esto por diversión, no vivo de ello. Todo esto, ¡es mi opinión! ¡Cada uno que haga lo que quiera! No digo que jamas volveré a hacer una, porque soy humano y puedo tropezar 2,3 y 4 veces con la misma piedra. Que todo el mundo trate de disfrutar con lo que hace. Pero recordar que cabe la posibilidad de elegir, sobre todo si ya habéis tenido malas experiencias. Eso si, ¿cómo mola quejarse eh?. ¡A mi me encanta!.

Fdo: Un autentico vinagre.

lunes, 19 de enero de 2015

Si fuera fácil, yo NO lo llamaria fútbol.






Toca el timbre. Todos al recreo. Son las 10:30 de la mañana. Tras los primeros minutos de excitación o nerviosismo, se decide quién echa a pares o nones. Cada uno va eligiendo aleatoriamente a sus compañeros de clase con el objetivo de formar el mejor equipo de fútbol posible. Normalmente, los que forman los equipos son “los mejores”, con la idea de que éstos sean parejos. Para la elección del portero, o se pone alguno que tenga especial interés, o se inicia rápidamente una carrera (sprint) para llegar a tocar el poste. El último que lo toca se sitúa bajo palos, a lo Zubi.

Frases como: “lo importante es participar” son comunes, pero la realidad es otra. Tú quieres ganar, quieres ser uno de los que elige equipos, o si no, ser de los primeros en ser elegido. Estamos en 1º de EGB (joder, qué mayor soy) y se es ya competitivo. Quieres ganar porque jugar mola, pero ganar… ganar mola mucho más y encima no te van a vacilar.

Escribo esto porque últimamente me muevo en un mundillo en el que oigo frases bastantes desafortunadas contra el fútbol. A mí me gusta mucho el fútbol, me gusta el juego, lo que sucede en el césped. Odio, por experiencia, gran parte de lo que sucede fuera.

“Si el triatlón fuese fácil, se llamaría fútbol”: El fútbol, a mi juicio, es competitivo desde el recreo. Casi todos los niños juegan al fútbol… Y lo fácil, cuando no te eligen o no eres de los que eligen,  es dejar el fútbol. Lo realmente complicado es continuar compitiendo. Jamás en un colegio oirás: “¿Echamos un triatlón?” Lo más aproximado es: “¿Echamos una carrera hasta…?”. No me gusta cuando oigo esa frase. El número de fichas que mueve el fútbol no lo sé, pero llegar a tercera ya es sumamente difícil por el número de gente que practica este deporte. Por lo tanto, si el triatlón fuera fácil… Yo, NO lo llamaría fútbol.

Superclase, ex-soccer player

 Hay chicos que eligen otros deportes desde temprana edad. No digo que TODOS elijan el fútbol. Mi experiencia es que con 10 años, mientras compaginaba natación y fútbol, acabé inclinándome por apostar todo al fútbol. Mi hermano decidió seguir nadando, para posteriormente dedicarse al triatlón. Mi hermano ha sido internacional muchos años y durante muchos de ellos yo era un “tercerola”. Soy de los que piensa que es injusto que un “tercerola” gane muchísimo más que deportistas internacionales. Esto es así. Es tan real que como futbolista yo ganaba bastante más de lo que gano actualmente de bombero. Cuento esto porque creo que si se mueve mucho más dinero será porque hay gente apasionada con él, la cual decide apostar por el equipo local de fútbol antes que ayudar a atletas excepcionales de otros deportes. Y eso es porque el fútbol tiene mucha tirada, nos guste o no (a mí me da pena)… El Marca es el periódico más vendido a nivel nacional (y eso que CR7 ocupa 3 de sus páginas diarias).

“No hacéis nada”.- La semana en un equipo de fútbol se repartía de la siguiente manera:
LUNES: descanso activo para los que jugaron. Entrenamiento bastante exigente de los suplentes. En ocasiones, superexigente y con una tensión brutal. Aquí estábamos los que no habíamos jugado y queríamos dar la vuelta a la situación. Más de un lunes hubo hostias.
MARTES: descanso total
MIÉRCOLES: Doble sesión, normalmente una física por la mañana y por la tarde algún entreno de jugadas trabajadas, táctica, partidillos reducidos (muy exigentes)
JUEVES: partidillo (exigente, siempre que quisieras jugar)
VIERNES: Descanso activo.
SÁBADO: Algo de chispa, estrategia, jugadas, partidillo.
DOMINGO: Guerra.

Durante toda la semana hay una cosa clara: si quieres jugar, tienes que demostrarlo. Aquí no te apuntas y juegas. No. Aquí no te puedes apuntar al partido que quieras. Aquí te tienes que dejar las pelotas y demostrarle a una persona que no sólo estás preparado, sino que estás loco por jugar y en un gran estado de forma. No hay semana que te la puedas tomar de manera relajada… porque el compañero que está sentado en el banquillo quiere jugar. Así que no hay tiempo para la relajación. No puedes quejarte de molestias, decir que no te encuentras del todo bien, porque si muestras debilidad…juega el otro. Se juega todos los fines de semana y siempre es una final. Los partidos no son como si fuera el triatlón de Zarautz, que aplauden a todos los participantes sean de donde sean (¡Pedazo de público el vasco!). A mí me han insultado de todo, me han escupido saliva que me ha ocupado toda la cara (y mira que tengo la cabeza grande)… En fin, no es un mundo tan bonito como parece. Es muy duro y, más aún, cuando estás en una ciudad lejos de tu casa, pagándote el piso y te adeudan 5 meses… llega el partido y si lo haces mal, te ponen a parir sin miramientos.

Respecto a los futbolistas, hay de todo como en todos los gremios, incluido el triatlón. Los hay profesionales, posturillas, presumidos, humildes, rebeldes, etc.…  Bueno, el género vendehumos escasea, puesto que aquí el nivel está bien claro. No hay posibilidad de vender un nivel…  El escalafón está bien estructurado. Jamás un “tercerola” tendrá más patrocinios que un “primera”. Ni verás a un futbolista mandando currículos a las marcas… Las marcas van directamente a ellos porque tienen gente entendida en fútbol para saber en quién emplear su dinero. Por mucho que alguno se crea que reporta beneficios a sus marcas siendo un tercerola. En el fútbol no pasa y jamás pasará. Y ojo, respeto a todo el mundo. Si tú pides y te dan… la culpa es de la marca. Poca gente dice NO a un caramelo gratis.

Un tuercas es un tuercas, sin confusión.


Quizá los entrenamientos no son tan duros en cuanto a volumen, pero la intensidad y la potencia que se trabajan en el fútbol es muy diferente. Tras aprobar la oposición a bombero, y después de 2 años sin tocar un balón, me “obligaron” (Lo hice encantado, pero muy presionado, je, je)  a jugar un Cpto. de España de Bomberos. Aguanté 20´; rotura de fibras en el psoas. Arrancar, parar, arrancar, parar… Se trabajan grupos musculares muy diferentes, pero de ahí a decir que no hacen nada… Me gustaría que entrenarais un miércoles o un jueves en un equipo de 2ªB. Allí se corre, se corre muchísimo y a tope.

Y luego está la cuestión de la ¡disciplina! Aquí saco pecho. En el fútbol te vuelves disciplinado a la fuerza. Llegas tarde… te tocan la cartera. Te suena el móvil… te tocan la cartera también. Yo he trasladado mucha de esa disciplina y muchos de los valores que me enseñó el futbol al triatlón. No me salto un entreno, cumplo a rajatabla lo mandado. No pregunto, ejecuto.


Siempre cuento una historia cuando veo un DNF… A mí los DNF por causas de salud me parecen normales, lógicos y correctos. ¡Me jode el DNF porque no sale el día esperado! En fútbol, si no tienes el día bueno y te están metiendo 5 goles, no puedes decir: “Me voy, ya no juego más”. El partido no acaba hasta que pita el árbitro y si te están pintando la cara… ¡te jodes!

Así que, entiendo que despierte envidia el fútbol y el reconocimiento social que tienen los futbolistas. Es cuestión de que cada uno admire lo que quiera. Echando en cara al fútbol la escasa repercusión del Triatlón, nos hace pequeños. Será mejor que empiecen a ver el Tri como algo precioso (espectacular en mi opinión), sin echar pestes de otros deportes. Además, con los deportistas de élite que tenemos (Noya, Mola, Alarza, Eneko, Marcel, etc…), tenemos argumentos más que de sobra para que la gente se enganche admirando a alguien importante. Yo dejé el fútbol  y me enganché al Tri gracias a la admiración que siento por alguien cercano que me ha transmitido principios y valores de este deporte tan maravilloso, y que jamás ha rajado del fútbol.

Maquinaria de la buena.


Disfruto del triatlón. Me gusta muchísimo. Pero no olvido todo lo que me ha dado el fútbol: La gran mayoría de mis amigos, algún que otro momento en que soñé, y el recuerdo de alguna que otra pachanga en el Colegio “Caja de Ahorros”.

miércoles, 8 de octubre de 2014

Ironman Barcelona (drafting)



Escribir cosas serias me aburre. Pero tras lo vivido el pasado fin de semana me parece un momento idóneo para hacer un post sobre algo deplorable, el drafting. Esta mala arte se está cargando la esencia de un deporte, individual y precioso, como el triatlón. Quiero dejar claro que esto es un blog personal, se podrá estar o no de acuerdo,  es mi opinión. No soy ningún experto en este deporte, en el que solo llevo 3 años pero he convivido con alguien que lleva mucho tiempo en él… y del que he podido captar los principales valores.

El drafting da asco! El triatlón es un deporte individual. Luchas –principalmente- por superarte a ti mismo. En el momento que aprovechas algo que no está permitido para ir más cómodo, evitar sufrir más de la cuenta y conseguir un mejor crono, estás haciendo trampa y engañándote a ti mismo.

Alguna vez me han preguntado porque entreno siempre sólo. Mi respuesta es que al ser un deporte individual cada uno tiene su propio entrenador y su entreno. Salir con gente para que uno vaya haciendo series o un trabajo específico -en ocasiones-  es reventarle la salida a los compañeros de viaje. Pero en realidad sé que entreno sólo porque quiero. Porque cuando entreno sólo me exijo lo programado. Cuando vas con alguien, ese alguien quiere colaborar y te hace perder 30w y el entreno ya no es igual. Hago una salida semanal larga para desconectar del trabajo específico, pero durante la semana el entreno es en solitario porque es cuando exprimo todo lo que puedo. Llamadme friky, pero no me gusta tener a nadie delante, pienso que me estoy escaqueando del curro que me han mandado.

El drafting es lamentable y lo más preocupante es que se está convirtiendo en algo habitual. No me gusta cuando se pisa la mierda para que salpique, evitando hacer autocritica, culpando de todo a lo que rodea, para así creernos nuestra mentira. “Los organizadores van a por la pasta”, “2500 tíos en x km”, “los jueces no sacan una tarjeta”… excusas! El problema es la actitud, la educación y la deportividad de la que se carece para ponerte a chupar rueda! El problema es el deportista. Es como si un futbolista se tira y echamos la culpa al árbitro por haber picado… NO!

Tengo claro que a lo largo de una prueba de 180km puede haber ocasiones en que inevitablemente te acerques: Comienzo de una cuesta arriba, rotondas, giros, estrechamientos. Puedo llegar a creer que la perspectiva desde la bici te haga pensar que estas a la distancia reglamentaria y no estarlo (hasta cierto punto, 7m).  Puedo comprender que en ocasiones vas mirando hacia abajo y te acerques porque el de delante haya frenado, o momentos en el que por despiste te acerques menos de 10m.

Para los giros, cuestas arriba, etc.,… nada que decir. Para el tema de la perspectiva un consejo sencillo: En toda carretera hay una línea central, la distancia entre dos líneas dejando una en medio es la distancia. Es decir, entre las dos líneas discontinuas (que podían ser los triatletas) dejar el espacio entre líneas y una línea en medio. Es una buena forma de coger una referencia válida y legal. Los despistes duran unos segundos, no 5 horas.

Por lo tanto, el que hace drafting lo hace porque quiere, porque  prefiere convertir su sillín en butaca  y porque no tiene una conciencia deportiva. Hace trampa, simple y llanamente… trampa.

El caso del fin de semana pasado fue sangrante. Yo lo había vivido como espectador en Niza, y en algún otro IM. Ir en pelotón es algo increíble y no me vale la excusa de la masificación, porque tanto por  detrás como por delante de los pelotones había enormes espacios vacios. Irte del grupo cuesta un sacrificio y quedarte no gusta… así que me quedo en butaca!

Distintos tipos de chupa ruedas:

- El ignorante deportivo: No pongo ignorante como insulto, simplemente que no conoce el deporte y su normativa… Y además no acudió al briefing, y si acudió no le pareció importante lo que allí se dijo.

- El sinvergüenza: No pongo sinvergüenza como insulto, simplemente me refiero a aquel triatleta que no tiene vergüenza. Se pone a rueda y no se pone ni colorado, piensa que lo está haciendo de lujo.

- El jetilla listillo: No pongo jetilla como insulto, bueno sí, esta vez sí!. Este triatleta tiene un cuello privilegiado! Y un oído que oye crecer la hierba así que no te digo si es capaz de escuchar la moto de un juez. Su principal virtud es ponerse en diagonal y hacer con que adelanta.

- El hipermétrope: No lo pongo como insulto, es que no ve bien de cerca y piensa que está mas lejos!

- Al último y más habitual dejo que le pongáis vosotros el nombre. Es aquel que piensa que tu al dejar 12m te estás quedando… entonces él te adelanta, tu frenas y rápidamente aparece el mismo estereotipo de triatleta y te adelanta, tu frenas y así hasta el infinito. Una de sus características es adelantarte para ir más lento.

Estaréis pensando que vengo quemado de un triatlón en el que me ha salido todo fenomenal. Vengo decepcionado por lo observado y me encanta este deporte. Escribo este post porque pienso que se está generalizando y he de decir que vi a gente limpia y honesta (pocos). Y como prueba de que se puede hacer un IM sólo (yo he tenido esa suerte 2 veces) voy a hacer algo que detesto (no me gusta). Publicar los datos de mi bici en el Ironman de Barcelona. Animo a todos a que hagan lo mismo, incluso a los Pros que deben ser conscientes que son ejemplo para nosotros los amateurs.


Picos suavizados para que se aprecie mejor.


datos de la bici

Un saludo